Noticias

07/02/2017

Clara Scarella, directora de Instituto Juana Azurduy: “Enfermería es totalmente humana, es una profesión muy sensible”

Clara Scarella es Licenciada en Enfermería Profesional, especializada en enfermería comunitaria, docente universitaria y secundaria y la flamante Directora de Instituto Juana Azurduy. A lo largo de su vida logró conjugar su pasión por la enfermería con su amor por la enseñanza. “Siempre me gustó desde chica la docencia, el hecho de compartir el conocimiento. Yo me especialicé en enfermería comunitaria, por lo que me desarrollé mucho en la capacitación. Lo que sé, lo que investigo, lo brindo a otros,” relata Clara Scarella.
El profesional en enfermería tiene el rol de estar en el cuidado constante del paciente, brindándole calidad de vida y reconociendo sus necesidades, así como las patologías y los avances de las enfermedades. Advirtiendo los síntomas de la persona. El trato al paciente y el acompañamiento en la enfermedad son fundamentales. No sólo para prevenir, sino para lograr la mejoría.
Con gran pasión y vocación por la docencia, Scarella manifiesta que IJA no sólo proporciona una formación académica integral del alumno, sino que lo capacita en dos grandes momentos de la vida humana: el nacimiento y la muerte. “Los dos son importantes. Acompañar en ese último momento es fundamental. Nuestros futuros profesionales van a estar capacitados en el principio de la vida y en el final”, asegura la directora de I.J.A. Los profesionales sabrán acompañar en todo el proceso de vida, sabiendo la importancia que implica un nacimiento, así como la despedida de la vida. Este último momento debe ser tratado con respeto, brindándole al paciente calidad y asistiéndolo constantemente.
A su vez, estos profesionales contemplarán la importancia de otro elemento vital en salud, como lo es la interdisciplina. El trabajo en equipo y el aporte de cada profesión es clave para un tratamiento correcto de los pacientes. IJA les ofrece a sus alumnos las prácticas obligatorias que debe tener la carrera, pero más allá de estas prácticas comunitarias y hospitalarias, la capacitación se extiende. “Por ejemplo en Internación Domiciliaria y Cuidados Paliativos que no está dentro de la currícula obligatoria. También estamos proyectando los seminarios, que es un espacio donde se aprende muchísimo.”
I.J.A. no busca ser un instituto más y la palabra equipo resuena fuerte. “Un equipo de buenos profesionales, donde cada persona va a ser importante. Un proyecto de todos.”
Cada alumno recorre sólo su camino, donde los docentes lo ayudan y le brindan las herramientas para ser el mejor profesional posible.
“Si somos un equipo vamos a hacerlo de la mejor manera. No van a ser sólo alumnos, van a ser parte importante de un aprendizaje continuo.”
Y hablando de equipo, el equipo docente es una pieza clave. El grupo educativo de IJA cuenta con la formación académica adecuada y un perfil abierto. “Saben que el proceso de enseñar es un proceso de aprender. Se aprende de cada alumno también. Continuamente aprendemos. Acompañamos a superar las dificultades y a crecer académica y personalmente”
Cada palabra de Clara desprende sabiduría y pasión por su trabajo. Ama la enfermería y se le nota. “Enfermería es la mejor profesión que hay. Es una profesión hermosa, que socialmente no se conoce su valor. Enfermería es totalmente humana, es una profesión muy sensible”, señala la licenciada.
A nivel mundial, Scarella advierte que existe una gran necesidad de enfermeras profesionales y destaca la amplitud del campo laboral. Centros de salud, clínicas, consultorios, empresas, el ámbito comunitario, entes públicos, docencia, el ámbito laboral y el de la investigación científica, son las áreas en las que se puede desarrollar esta profesión.
Actualmente, en nuestro país, hay dos directores de hospitales provinciales que son licenciados en enfermería y secretarios de salud con la misma profesión. “Lo importante es que enfermería no está estancada. Se forma constantemente, tanto en lo público como en lo privado, capacitándose, investigando siempre.”
A su vez, Clara Scarella destaca los grandes profesionales que hay en nuestra ciudad. “Tenemos enfermeros capacitados, con ganas de trabajar y excelentes valores, preocupados porque la enfermería avance.”
La directora de Instituto Juana Azurduy tiene muchas expectativas para el ciclo académico 2017, así como para los alumnos que integraran la carrera.
“Estudiar enfermería es lo más lindo que hay. El campo es tan amplio y las posibilidades son muy grandes. Hay mucho para hacer. Enfermería es hermosa, es sumamente humana”, cierra Scarella con orgullo.

Suscribirse